martes, 31 de octubre de 2017

SEMILLA DE MOSTAZA Y LEVADURA Lucas 13,18-21.




Jesús dijo entonces: "¿A qué se parece el Reino de Dios? ¿Con qué podré compararlo?
Se parece a un grano de mostaza que un hombre sembró en su huerta; creció, se convirtió en un arbusto y los pájaros del cielo se cobijaron en sus ramas".
Dijo también: "¿Con qué podré comparar el Reino de Dios?
Se parece a un poco de levadura que una mujer mezcló con gran cantidad de harina, hasta que fermentó toda la masa". (Palabra del Señor)



El grano de mostaza, al que Mateo se refiere por lo pequeño, aquí Lucas la refiere porque de esa semilla crece un árbol enorme para el tamaño de la semilla, donde se cobijan muchos pájaros. Un árbol grande, frondoso, era símbolo de un imperio enorme que cobijaba a los súbditos (pájaros), personas y naciones que encontraban refugio en ese imperio… el Reino de los cielos, es un gran árbol, enorme y frondoso, donde se cobijan personas y naciones del mundo entero, en busca de su sombra, de su paz, de su oxigeno.


Un reino donde entramos todos. aquellos pájaros que llegan de repente como aquellos que nacieron en nidos ahí mismo, o sea hay experiencias diversas de vida de Cristo, algunos que llegaron un día, convertidos por la mirada cálida del maestro, otros que están desde siempre, desde niños, desde la familia misma.

Cada uno con su manera de pensar, con su vivencia de la fe, con su personalidad, temperamento y carácter. El reino de los cielos tiene lugar para todos. Algunos místicos, otros apostólicos que van a todos lados , unos que rezan con un ritual elaborado, otros que encuentran paz en la oración sencilla, natural… para todos hay lugar. Así lo quiere Dios, según lo que leemos hoy.



Y el reino de los cielos es como un poco de levadura, que se pone en la masa… Jesús observador, veía lo que se hacía en las casas, incluyendo la suya, de manos de mamá María. A veces la levadura, no era más que un pedacito de la masa anterior que  había acabado de fermentar.


Características de esta levadura: 

  • Es pequeña cosa al lado de la gran cantidad de harina. Así como cuando hay alguien que perturba y muchas veces deteriora un grupo con chismes, o acciones malas, así también, los que viven según Jesús, aunque pocos, transforman desde dentro la masa y siendo pocos, levan a todo el grupo haciendo que en esos grupos, se conviva un poco más en paz, pone unión donde todos dividen, no habla mal de nadie, son instrumentos de paz, son luz.


  • Es una cuestión que pasa pero no se ve. La levadura actúa y actúa, nadie dice ¡qué buena levadura eres!, transforma por esencia, no se cansa, no pide luces propias, ni carteles de auspicio, está, es, mueve la masa. Allí donde había desesperanza, hoy hay un poco más de confianza, de visión de futuro. ¿Cambio algo de lo externo?, cambio lo interior.



  • Si la levadura queda fuera de la masa, no pasa nada. La harina seguirá ligada entre si, pero no se levará. Para que la levadura producta algo, debe estar dentro de la masa. Qué triste historia de cristianos, que por miedo a meterse en las encrucijadas de  la vida, se quedan solitos, fuera de cualquier grupo,  que se juntan entre ellos, que momentos libres que encuentran se apelotonan entre ellos, porque no quieren juntarse con quienes lo necesitan.


Siempre resuenan esas palabras de los Hechos de los apóstoles, cuando algunos judíos, molesto porque Pablo y Silas estaban convenciendo a la gente de la vivencia de Jesús, fueron a buscarlos no sin antes inventarle causas entre la misma gente. No los encontraron, y llevaron a un tal Jasón, que los había recibido en su casa. Lo llevaban al grito de:” «Esos que han revolucionado todo el mundo, han venido también aquí”… Pablo, gran levadura del evangelio, gran transformador de sociedades y ciudades enteras… hoy, el Papa pide a todos y en especial a los jóvenes: ¡¡hagan lío!!, que se sienta su vida, que la gente se de cuenta que son felices, que tienen un ideal, revolucionen los ambientes, hasta la misma Iglesia que tanto necesita que seamos levadura.



Buena jornada para todos. Dios bendiga nuestro día
Publicar un comentario