miércoles, 12 de julio de 2017

DOCE APÓSTOLES Mateo 10,1-7.


Jesús convocó a sus doce discípulos y les dio el poder de expulsar a los espíritus impuros y de curar cualquier enfermedad o dolencia.
Los nombres de los doce Apóstoles son: en primer lugar, Simón, de sobrenombre Pedro, y su hermano Andrés; luego, Santiago, hijo de Zebedeo, y su hermano Juan;
Felipe y Bartolomé; Tomás y Mateo, el publicano; Santiago, hijo de Alfeo, y Tadeo;
Simón, el Cananeo, y Judas Iscariote, el mismo que lo entregó.
A estos Doce, Jesús los envió con las siguientes instrucciones: "No vayan a regiones paganas, ni entren en ninguna ciudad de los samaritanos.
"Vayan, en cambio, a las ovejas perdidas del pueblo de Israel.
Por el camino, proclamen que el Reino de los Cielos está cerca. (Palabra del Señor)



_______________________________
Dice el cuento misionero,  que cuando Jesús volvió al cielo justo después de la resurrección, los ángeles hicieron un pasillo de bienvenida  , y deseosos de escuchar sus vivencias,  hicieron una ronda alrededor suyo.
Comenzó Él  a relatarles lo vivido : que encontró una humanidad dolida, que restauró el nombre del Padre, que hizo que todos los que lo escuchaban, comenzaran a llamarle papito a Dios bueno que los amaba, etc etc…


Un ángel,  mientras los otros aplaudían, comenzó a indagar:
Espera Jesús, algo no me cierra… creo que te olvidaste de algo.

"Me parece que todo lo que hiciste allá en la tierra fue muy lindo. Eso de enseñarles acerca del Reino de los Cielos, de enseñarles a amarse y a amar a tu Padre estuvo muy bien. Y ese broche de oro de salvar a la humanidad resucitando después de morir en la cruz estuvo de diez.

Durante el tiempo que estuviste allá abajo, muchos te escucharon y recibieron tu mensaje, pero ahora que Tú te viniste ¿no crees que pronto se van a olvidar? Además, no lo tomes a mal, pero fue una parte muy pequeñita del mundo la que oyó tus enseñanzas. ¿Y el resto?"

Jesús, con gesto tranquilizador, contestó: "¡Por eso no te preocupes! Preparé un plan muy bueno. ¿Viste los apóstoles de los que me despedí hace un rato? Pues bien, ellos se encargarán de transmitirle a todo el mundo lo que yo les he enseñado"

Señor. Pero puede que tu plan no resulte. ¿Qué tal si pasa el tiempo y se desaniman? Todo el plan se va al tacho". Nuevamente Jesús tomó la palabra: "No tienen por qué desanimarse. Estuvieron conmigo tres años compartiendo mi vida, escuchando mis enseñanzas y ayudándome en todo, y lo hicieron muy bien. Tengo confianza en ellos."

“ Señor.", volvió a la carga el angelito. "Puede que tu plan no resulte. No te olvides que ellos son humanos y Tú ya sabes cómo son los humanos. Primero se entusiasman y te prometen fidelidad hasta la muerte, pero al poco tiempo te dan la espalda. Mira si no cuántas veces se lo hicieron a tu Padre a lo largo de la historia". Jesús, armado de paciencia, contestó dulcemente: "Esta vez va a ser distinto. Yo personalmente les enseñé y yo personalmente los envié para que enseñen todo lo que aprendieron, a todo el mundo. Ellos son buenos chicos. Vas a ver que mi plan resulta"

Pero mira cómo te respondieron tus buenos chicos. Para comenzar: Judas, que estaba siempre contigo, te vendió. El mismo día, sin ir más lejos, Pedro, tu hombre de confianza, te negó tres veces. ¿Y todavía confías en ellos?". Jesús, contestó una vez más: "Serán débiles y tendrán sus cosas, pero yo igual confío en ellos. ¡No seas pesimista! ¡Ellos son mis amigos!

Pero Jesús, después de siglos de espera del Mesías, vas y le inflamas con el amor y ahora que viene dejas a estos muchachos a cargo,  ¿y si no resulta?
Jesús, en el colmo de su paciencia y sabiduría, le dijo: mira, hermano, escuchen todos…ESTE ES MI PLAN, NO HAY PLAN B…
_______________________________________


Y si. Desde aquel momento en que los envío a ellos, muchachos rudos por fuera pero a veces  débiles de fe, de entendimiento,  con una llama encendida capaz de inflamar lo que toquen, hasta hoy, en que cada uno de esos apóstoles recibe el nombre tuyo o el mío.
Es necesario arder para encender lo que toquemos o donde vamos, si no estamos en llamas en el Señor, no podemos encender la pasión por la verdad, el bien común, la esperanza, entre los que nos rodean.


Y en esto, estamos todos. algunos irán al gran mundo de misioneros, serán habitantes del mundo sin fronteras, a otros nos mandará a lugares cercanos, a otros, a la familia, al hogar , a los hijos, a los amigos…porque llevaremos el evangelio con nuestra propia vida, porque seremos el único evangelio que muchos leerán, porque estamos hechos para cambiar el mundo aunque más nos sea con una gotita de amor diaria y eso NOS CORRESPONDE A TODOS, los más religiosos y los menos, los más espirituales y los menos, a todos, pues todos seremos apóstoles de un nuevo mundo donde el amor venza al odio y el pesimismo.

Somos enviados, somos apóstoles. Cada uno, es el único plan de Dios, pensado para este tiempo y lugar. No tiene plan B. o sos vos o nadie.


Buena jornada para todos. Dios bendiga nuestro día.

Si quieres escuchar el audio:
https://soundcloud.com/sergio-valdez-853878468/12-de-julio-de-2017

Publicar un comentario